Caracas, 08 de agosto de 2018.- La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) aprobó, de manera unánime,  allanar la inmunidad parlamentaria a Julio Borges y Juan Requesens por estar implicados en el intento de magnicidio en grado de frustración en contra del presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros.

“Total y absolutamente aprobado por unanimidad, por convicción política y democrática”, respondió el presidente del Poder Plenipotenciario, Diosdado Cabello, tras preguntar a los constituyentes si estaban de acuerdo con este procedimiento.

La sesión especial se produjo luego de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) informó, a través de oficios, que ambos diputados de la Asamblea Nacional en desacato estaban siendo enjuiciados por su presunta participación en diversos delitos, entre ellos terrorismo, traición a la Patria y magnicidio en grado de frustración.

Asimismo, el Poder Judicial ratificó que no existía la posibilidad de Antejuicio de Mérito por cuanto ambos estaban señalados directamente por los autores materiales del ataque ejecutado el pasado sábado 4 de agosto en la avenida Bolívar de Caracas, con el uso de drones explosivos

“Estos son los primeros que aparecen señalados”, acotó Cabello, al recordar que la investigación continúa con las informaciones de los capturados y no se descarta que surjan otros nombres de opositores radicales involucrados.

“Todo aquel que esté involucrado, la justicia llegará. Viene la justicia y viene con todo para que haya paz en este país”, resumió el presidente de la ANC.

La Revolución les da el derecho a la defensa

Cabello llamó a los allanados a buscarse un abogado para que se defiendan en el juicio que los tribunales de justicia llevarán en su contra: “La Revolución, el Estado les está dando el derecho a la defensa, el cual ustedes negaron cuando intentaron asesinar al Presidente, cobardes”.

La Revolución les da la oportunidad a ustedes de defenderse, háganlo sin lloriqueos y asuman lo que hicieron, aconsejó.

Cabello hizo un poco de historia contemporánea, y recordó a las nuevas generaciones lo que hacían los gobiernos de la derecha en la llamada Cuarta República.

Rememoró el mes de octubre de 1963, fecha cuando Rómulo Betancourt, entonces presidente del partido Acción Democrática (AD), ordenó detener a los diputados de izquierda sin orden de allanamiento ni antejuicio de mérito.

También trajo a colación lo que decía otro dirigente de esa tolda política Henri Ramos Allup, quien afirmó recientemente que a los diputados nadie les podía allanar la inmunidad.

“Altamente hipócritas, como hipócritas son los que hoy están comenzando a decir que el Presidente se autoatentó, a hablar de incidentes, supuestos intentos, para tratar de minimizar un hecho tan grave como el asesinato de un presidente y de representantes de poderes públicos”, refirió.

Comparó este ataque al Jefe de Estado con el histórico intento de asesinar a Bolívar, en 1828, cuando Manuelita Sáez lo salvó. Entonces, la oligarquía bogotana pretendía justificar el magnicidio tal como ahora lo hacen los dirigentes de la derecha.

“Y eso nos convence cada día más que ustedes no pueden volver a gobernar a Venezuela”, destacó.

Cabello advirtió a los venezolanos que la derecha cruzó la raya y abandonó la democracia, por lo cual hay que prepararse para los métodos violentos que continuarán utilizando.

También recomendó a los magnicidas enfrentar la decisión de la mayoría que profundizará la Revolución Bolivariana, acompañando resueltamente al presidente Maduro. /JB/XN