Caracas, 12 de octubre de 2018.- El Ministerio de Salud de la República Democrática del Congo (RDC) reportó este jueves cuatro nuevas víctimas por el brote de ébola que fue detectado el pasado 1° de agosto en la localidad de Mangina, provincia de Kivu del Norte (este), lo que suma un total de 125 muertos hasta la fecha.

Las personas fallecidas se encontraban en la ciudad de Beni, lugar donde aún permanecen decenas de pobladores que no han sido atendidos por los servicios sanitarios y estuvieron en contacto con enfermos, reseñó una nota del sitio web de Telesur.

Por su parte, el jefe de respuesta a emergencias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Peter Salama, indicó que el brote de ébola continuará por varios meses y existe el riesgo de extenderse hacia Uganda y Ruanda.

“Anticipamos que ahora estaremos buscando por lo menos otros tres o cuatro meses para realmente detener este brote, con un fuerte enfoque en Beni y las áreas circundantes”, detalló el funcionario.

Hasta el momento están registrados unos 165 pacientes confirmados, 35 casos como probables y 53 personas curadas.

Salama informó que entre el 80 y 90 por ciento de las personas eran monitoreadas, pero alrededor de 40 por ciento o más evitan el seguimiento y esto aumenta la posible propagación de la enfermedad. /JML