Caracas, 14 de septiembre de 2018.- El retorno de 76 venezolanos, entre ellos 11 menores de edad, provenientes de Colombia, intentaron impedir este viernes las autoridades de la nación neogranadina.

La repatriación de los connacionales se realiza como parte del Plan Vuelta a la Patria que implementó el Gobierno Bolivariano este año con el propósito de traer a aquellos venezolanos que pidieron apoyo para que los regresaran al país.

El viceministro de Comunicación Internacional del Ministerio del Poder Popular para Relaciones Exteriores, William Castillo, en su cuenta Twitter detalló que los automóviles “fueron detenidos por horas cerca de la frontera por la Policía de Colombia, sin ninguna explicación”.

La corresponsal de teleSUR en Colombia, Paola Fernández, reportó que el personal de migración colombiano retuvo durante tres horas los dos buses e intentó impedir el paso por el puente Francisco de Paula Santander.

La comunicadora precisó que lo que pareció un operativo habitual de revisión de cédulas se extendió más de lo previsto. Las autoridades neogranadinas impidieron el paso por el puente pese a que no estaba cerrado para otros transeúntes.

Ante la negativa del personal colombiano, los viajeros amenazaron con bajar las maletas de los buses en señal de protesta. Los autobuses que fueron desviados hacia Ureña ya vienen con destino al país.

 

 Argentina obstaculizó Plan Vuelta a la Patria

Al vuelo de Conviasa con venezolanos que serían repatriados el pasado martes le cambiaron el destino de llegada a última hora.

El avión que debía salir a las 9:00 am con destino al aeropuerto internacional de Ezeiza, que sirve a la ciudad de Buenos Aires, solo pudo hacerlo a las 7:00 pm, después de que las autoridades aéreas sureñas modificaron el destino al aeropuerto de Palomar, de uso militar y vuelos locales, reseña el portal web de Últimas Noticias.

El cambio de aeropuerto se tradujo en que el avión no pudo despegar con el número de venezolanos previstos debido a que la pista de Palomar, de 2.110 metros, no dio oportunidad para que la aeronave de Conviasa despegara con la carga máxima, mientras que la pista de Ezeiza, de 3.300 metros de longitud, permitiría volar cargado de combustible y con el número de  pasajeros completos. /JB