Caracas, 06 de julio de 2018.- Las autoridades australianas se vieron obligadas a clausurar la carretera Malanda Millaa Millaa, después de que el calor derritió el asfalto, lo que destruyó las ruedas de 50 vehículos.

El pavimento del estado de Queensland, al noreste del país, fue renovado la semana pasada, pero el intenso calor, combinado con la humedad no permitieron que la grava se asentara correctamente, informó ABC News.

“Había gente que fue detenida a un lado de la carretera y estaba completamente incrédula por lo que le había sucedido a sus vehículos”, contó la conductora Bridget Daley.

La mujer explicó que sus neumáticos estaban cubiertos con una capa de asfalto de unos diez centímetros de espesor y parte se había desprendido y partido su guardabarros.

Las autoridades locales indemnizarán a los conductores por los daños sufridos en sus vehículos, reportó RT. /JB