Caracas, 11 de octubre de 2018.- Alí Alejandro Primera, presidente del Centro Nacional del Disco (Cendis), indicó que Venezuela cuenta con la capacidad instalada, los conocimientos y recursos humanos para desarrollar una estrategia donde los productos culturales incidan en el Producto Interno Bruto y defiendan la identidad cultural venezolana.

Esta declaración la realizó durante una grabación de breves pilotos audiovisuales del Grupo Madera en los estudios del  Cendis, con el fin de iniciar la estrategia de la proyección y difusión de la obra de los cultores musicales venezolanos fuera del país e iniciar esta ofensiva económica.

“Creemos que el Centro Nacional del Disco constituye una posibilidad cierta de emprender una vanguardia que tiene que ver con el parámetro que plantea el presidente Nicolás Maduro de hacer una economía cultural”, señalo.

Afirmó que en Venezuela el oficio que más se ejerce es el de músico, lo cual da una idea del músculo económico que tiene esta actividad dentro de las finanzas nacionales. En ese sentido, habló sobre las alianzas que se adelantan con el sector turismo de tal manera de lanzar un turismo cultural robusto, informa el Cendis en su página web.

Precisó que el proceso de transformación del Cendis apunta a abrir un mercado económico para los cultores y los mismos consumidores melómanos, tanto locales como extranjeros, con las nuevas plataformas digitales y las descargas masivas en Venezuela y en el exterior.

“Ponemos a disposición  la capacidad instalada que tiene el Centro Nacional del Disco en la producción masiva de música. En producciones que viajen por las redes sociales, que podamos trabajar sistémicamente en un aparataje de promoción y que el Cendis trascienda esta primera etapa de convertirse meramente en una fábrica de discos para ser efectivamente una factoría de productos musicales”, manifestó.

Abogó por la preparación de un contingente de promotores internacionales que se dediquen a difundir el catálogo musical venezolano, que abra las puertas del exterior a los artistas y que en una segunda oleada estos puedan salir, beneficiarse económicamente y aportar a la economía nacional.

Indicó que en esta estrategia también se tomará en cuenta a los cultores venezolanos que están fuera del país, con el fin de que regresen y se beneficien de la economía cultural. /JML