Cortesía Diario Crónica

Caracas, 24 de septiembre de 2018.-  Este lunes desde muy temprano comenzó a sentirse en la ciudad de Buenos Aires el paro de las centrales obreras para rechazar el aumento del desempleo, el alto costo de los alimentos, el deterioro de la salud y la educación.

La movilización se realiza en la Plaza de Mayo, a unos pasos de la Casa Rosada, sede gubernamental, reseñó el portal web de Prensa Latina.

La convocatoria fue realizada por la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) y la CTA Autónoma, lo que permitió que los movimientos de sindicatos con banderas en la mano se desplegaron en varias rutas y calles de la ciudad.

El senador Fernando Pino Solanas expresó: “Estamos gobernados por las recetas del FMI (Fondo Monetario Internacional) que ya nos condenaron a situaciones de extrema pobreza y recesión. Macri sigue generando un modelo de exclusión e injusticia”.

El gran paro general de 36 horas continuará el martes, que fue convocado por la Confederación General del Trabajo (CGT), ya que diversos sectores reclaman estar sin servicios, entre ellos el transporte público, incluyendo las aerolíneas.

Cortesía de Farco

Desde varios puntos de la ciudad los gremios marcharán al mediodía para converger en la histórica plaza; lugar de tantas luchas del pueblo argentino.

En la red social twitter se siente también el movimiento bajo la etiqueta #parogeneral, donde muchos colectivos invitan a marchar “por un país para todos los argentinos”.

Al paro se sumaron organizaciones sociales y los trabajadores de la economía popular que tienen previsto marchar desde el puente que une a la localidad bonaerense de Avellaneda hasta la capital con una frase que repetirán: “Fuera el FMI” y  “Basta de hambre”. /JML