Caracas, 24 de mayo 2018.-  Hace 7 años el Comandante Hugo Chávez anunció la eliminación de la Prueba de Aptitud Académica, (PAA) para darle paso a un sistema que democratizara el acceso a la educación universitaria en el país.

Fue en 2008, durante una sesión del Consejo Nacional de Universidades (CNU) se eliminó la prueba interna.

Tras esta decisión, tomada por la mayoría de los rectores, el Estado dio un año a las casas de estudio para que dejaran de hacer estas pruebas como mecanismo de ingreso.

Esta norma se materializó a través del nuevo Sistema Nacional de Ingreso (SNI), que luego de haber solicitado el plan matricular a cada universidad para conocer su oferta, efectuó la asignación respetando los métodos de ingreso de las universidades, como las actas convenio y los ingresos por méritos deportivos y culturales, refirió publicación del sitio web de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (Opsu).

En el acto de juramentación de Consejo Nacional de Voceros Estudiantiles de los Liceos Bolivarianos realizado el 15 de febrero de 2006, al que asistieron más de dos mil 500 cursantes de bachillerato, profesores y autoridades educativas de distintas regiones del país (MPPCI, 2006), el presidente Chávez hizo público su desacuerdo con que se siguieran aplicando pruebas de admisión a las universidades las cuales se convierten en “reminiscencia del pasado, de la cuarta República, hay que terminar de limpiarlo, de desmontarlo”.

En el mismo acto, el entonces Ministerio de Educación Superior, Samuel Moncada expresó que: “No hay posibilidad de que entren todos con ese sistema. Hay que cambiarlo, una de las primeras cosas que estamos pidiendo es la eliminación de la prueba interna que aplican las universidades”.

Reconoció el Ministro Moncada que el cambio del sistema de admisión a la universidad era uno de los temas centrales y reconoció que se mantenía un sistema injusto, mediante el cual sólo 60 mil estudiantes eran admitidos al sistema de un total de 500 mil que solicitaban ingreso.

Según información del sitio web de Aporrea, más de 880 estudiantes de los 26 Liceos Bolivarianos pilotos, Voceros del Movimiento Estudiantil de todo el país entregaron, el 16 de marzo de 2006,  en la Asamblea Nacional una propuesta para eliminar la Prueba de Aptitud Académica (PAA) exigida para ingresar al Sistema de Educación Superior y las pruebas internas de las facultades para ingresar a las diferentes carreras.  Tahirí Román, estudiante vocera del Liceo Bolivariano “Pablo Herrera Campíns”, del Estado Portuguesa, resumió la propuesta de los estudiantes de la manera siguiente:

“Nuestra propuesta es una sola: eliminar la PAA como requisito para ingresar al sistema de educación superior, y las pruebas internas que hacen las universidades para las diferentes carreras. Esas son pruebas excluyentes y de discriminación contra la gente humilde. Esa es una prueba que mide los conocimientos de matemáticas y castellano, y un ciudadano, un verdadero ser humano no puede ser medido; el ser humano no se mide, es un ser íntegro, un ser capaz de crear situaciones y resolverlas.”

El 4 de junio de 2006 se realizó, bajo el nombre de “El Rugido de los Precursores”, una gran concentración de estudiantes de los liceos bolivarianos de Venezuela en la Plaza Bicentenaria del Palacio de Miraflores.  

El objetivo central de ese evento fue entregarle al Comandante Chávez un documento donde se solicita la eliminación de la PAA así como las pruebas internas de admisión a las distintas escuelas y facultades de las universidades nacionales.  Según el MPPCI, “Chávez declaró que por mucho tiempo ha sido el primero en solicitar la eliminación de la Prueba de Aptitud Académica” y “afirmó que la prueba de aptitud académica es un remanente de la IV República y ha servido para la corruptela y la exclusión, al perjudicar a muchos jóvenes en todo el país”.

El Presidente Chávez, el 21 de noviembre de 2006 en el lanzamiento de la Misión Alma Mater, ordenó “desmontar totalmente la Prueba de Aptitud Académica, porque es una reminiscencia del pasado”, a lo anterior agregó que “hay universidades que hacen pruebas internas y manejan en secreto los resultados para darle ingreso a los privilegiados”.   /CP