Comparte:

Caracas, 14 septiembre de 2018.- El huracán Florence tocó tierra este viernes cerca de la localidad Wrightsville Beach, en Carolina del Norte, Estados Unidos, informó en su último boletín el Centro Nacional de Huracanes (NHC), organismo con sede en Miami, este explica que se encuentra a 10 kilómetros al este de Wilmington con vientos sostenidos de 150 kilómetros por hora.

Se espera que el huracán, que se debilitó este viernes a categoría 1 cuando estaba a apenas 70 kilómetros de la costa de EE.UU, atraviese las Carolinas a lo largo del fin de semana antes de enfilar, debilitado, los Apalaches en dirección norte a principios de la próxima semana.

De momento no se han producido víctimas mortales pero sí importantes destrozos e inundaciones.

Más de 400.000 personas se han quedado sin luz en el sureste del país, más de 372.000 de ellos en Carolina del Norte.

Los efectos de Florence sobre la región podrían durar varios días y dejar una amplia zona sumergida bajo el agua procedente del océano y la caída en forma de intensas precipitaciones.

La intensidad del meteoro descendió a medida que se acercaba a tierra, con vientos que bajaron a cerca de 144 km/h (90 mph) con la caída de la noche. Sin embargo, las autoridades advirtieron que su peligrosidad no deriva tanto de sus vientos sino de las fuertes lluvias, combinado con su avance lento. El gobernador de Carolina de Norte, Roy Cooper, advirtió sobre un desastre inminente.    /CP