Caracas, 21 de agosto de 2018.- El Régimen Temporal de Pago de Anticipo del Impuesto al Valor Agregado (IVA) e Impuesto Sobre La Renta (ISRL) equivale al cambio de periodicidad de la declaración del impuesto al fisco de quincenal a semanal.

Este decreto tiene como objetivo crear un sistema de pago de anticipo de IVA y el ISLR, a sujetos que se dediquen a actividades económica distintas de la explotación de minas, hidrocarburos y de actividades conexas, y no sean perceptores de regalías derivadas de dichas explotaciones.

El pago se realizará con base al impuesto declarado dividido entre días hábiles y pago de anticipo de 1% sobre las ventas diarias de los contribuyentes especiales, con el excepción del sector financiero y asegurador que será de 2%.

Para eso los anticipos de impuestos, se determinarán, tomando como base el impuesto declarado en la semana anterior para el IVA y los anticipos de impuestos a los ingresos brutos producto de las ventas de bienes y prestaciones de servicios, obtenidos del periodo de imposición del mes anterior dentro del Territorio Nacional para el ISLR.

El reglamento reseña que está exentas de los anticipos las personas naturales bajo relación de dependencia, calificados como sujetos pasivos especiales.

Asimismo, el anticipo del pago del IVA se realizará con base al impuesto declarado semanalmente dividido entre los días hábiles de la semana y el anticipo del pago de ISLR contará con un límite mínimo de cero coma cinco por ciento (0,5%) y un máximo de dos por ciento (2%) y el Gobierno Nacional podrá establecer cuotas diferentes que no excederá los límites.

El anticipo se calculará sobre la base de los ingresos brutos obtenidos del periodo de imposición anterior en materia del impuesto al valor agregado, multiplicado por el porcentaje fijado; por su parte, los sujetos pasivos calificados como especiales, deben declarar y pagar el anticipo de los impuestos.

El porcentaje de los anticipos del Impuesto sobre la Renta previsto en este Decreto Constituyente, se fijará para las instituciones financieras, sector bancario y de seguros en dos por ciento (2 %) para los grandes contribuyentes y para el resto de los contribuyentes en uno por ciento (1%).

Los cambios entrarán en vigencia a partir del primero de septiembre de 2018, luego de ser aprobada este martes en sala plena de la ANC.