Comparte:

Caracas, 19 de junio de 2018.- Venezuela ha reiterado su derecho soberano sobre el territorio del Esequibo, zona en reclamación que se ha mantenido en este estatus desde 1966, cuando se firma el Acuerdo de Ginebra en la búsqueda de una resolución pacífica de la controversia fronteriza.

El anuncio lo hizo la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, quien lideró la delegación por la República Bolivariana de Venezuela ante la Corte Internacional de Justicia, en La Haya (Holanda) para informar que no participará en el procedimiento que pretende iniciar la parte del gobierno de la República Cooperativa de Guyana.

La representación de la Patria de Bolívar denunció que dicha instancia judicial no cuenta con jurisdicción en la materia, además cuestionó el unilateralismo de las autoridades guyanesas para dar pie a este proceso.

El camino que reitera Venezuela es el de las negociaciones buena fe con la más amplia, sincera y mejor disposición para alcanzar el arreglo práctico y satisfactorio para ambas Partes que persigue el Acuerdo de Ginebra de 1966.

La contraparte del país vecino persiguen un juicio aún cuando la vía que ratificaron ambas naciones es el de la negociación sin terceros que medien en el conflicto.

 

El Esequibo en contexto

La zona en reclamación ocupa un área de 159.500 kilómetros cuadrados y está ubicada al extremo oriente del país, al oeste del el río Esequibo, frontera con la entonces Guyana británica.

La ocupación comenzó con el trazado imaginario que un geógrafo inglés, Sir Robert Schomburgk, quien comenzó a dibujar los límites de la colonia guyanesa alrededor de 1840.

Esa línea “caprichosa” como se le conoce históricamente, fue denunciada en su momento por el gobierno de José Antonio Páez, con éxito.

No obstante, el descubrimiento de yacimientos de oro en este territorio en 1886, hizo que los ingleses volvieran a mover hacia el oeste la frontera de forma arbitraria para así poder iniciar la explotación de este mineral.

La “fiebre” por el oro de los colonos europeos llevó a impulsar en el ministerio de exteriores de Gran Bretaña un proyecto que aumentaba el territorio ocupado en 213.000 kilómetros cuadrados arrebatando poblaciones que eran históricamente venezolanas como Guasipati (estado bolívar).

Ante la invasión progresiva Venezuela decide impulsar un ludo con apoyo del Gobierno de Estados Unidos en 1893.

Proceso que continuó hasta 1899, cuando en un juicio en París, se firma el famoso laudo arbitral sin representación del país caribeño y con el despojo de su tierra. La sentencia fue protestada por el entonces presidente Ignacio Andrade.

Desde entonces dicho laudo quedó denunciado como fraudulento y por tanto írrito. De allí que el 17 de febrero de 1966, Venezuela y Guyana firmaron el Acuerdo de Ginebra en el que ambas partes se comprometieron a la búsqueda de una solución al diferendo de forma pacífica.

Esta es la vía que ratifica la diplomacia bolivariana de paz en la búsqueda de un acuerdo que beneficie a ambos países y contribuyan con el bienestar de ambos pueblos.    /CP

 

Fuente: Memorias de Venezuela, Telesur, Mippci, VTV