Caracas, 19 de junio de 2018.- La Asociación Madres de Plaza de Mayo se presentó en la Casa de la Provincia de Chubut, en Buenos Aires, Argentina para exigir al gobernador Mariano Arcioni que atienda los pedidos de Facundo Jones Huala, líder mapuche detenido hace casi un año, cuyo estado de salud se encuentra en estado grave, reseñó Telesur.

El líder Mapuche inició una huelga de hambre hace 19 días para instar que se le permita realizar el ritual ancestral Wiñoy Tripantu (año nuevo indígena) dentro de la Unidad Penitenciaria número 14 donde se encuentra preso; pedido que fue negado por las autoridades debido a que excedía el número de personas visitantes permitidas.

Sin embargo, según informó la organización a través de la red social de Twitter @PrensaMadres, el gobernador Arcioni se comprometió a garantizar la ceremonia, tras una conversación telefónica con la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

A su vez, la líder argentina mantuvo una comunicación con Jones Huala, en la cual le pidió al joven abandonar la huelga de hambre.”Te necesitamos bien, afuera y tu madre también te necesita y la lucha de ustedes es muy importante”, le expresó en la conversación.

“Pedile a tu dios que te ayude a reflexionar en este momento y que sea para salvarte. La vida tiene un valor incalculable. No vale la pena morir por algunas cosas. Si vos estas vivo vas a poder luchar por tus compañeros, ellos te necesitan vivo y no muerto”, agregó.

Recientemente la madre de Facundo, María Isabel Huala, declaró que el joven se encontraba con vómitos, había bajado 13 kilos y le habrían detectado un tumor en un riñón.

Jones Huala, de 32 años, es lonko (líder) de la comunidad Pu Lof en Resistencia de Cushamen, en Chubut (sur de Argentina), y se encuentra a la espera de la decisión de la Corte Suprema de Justicia sobre el pedido de extradición a Chile, por una supuesta participación en un incendio intencional en Valdivia (sur de Chile) en 2013.   /CP