El sarcófago con la tapa abierta. Alejandría, Egipto, el 19 de julio de 2018 (Mohamed Abd El Ghany / Reuters)

Caracas, 22 de julio de 2018.- El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Mohamad al Vaziri, afirmó en un comunicado que el líquido rojizo presente en el interior del antiguo sarcófago, que fue abierto esta semana tras 2 mil años sepultado, no es ni “zumo para momias que contenga un elixir de vida”, ni tampoco es “mercurio rojo”, negando de plano la petición pública para permitir consumir este “jugo de los huesos” en una bebida energética.

Más de 11.000 internautas habían suscrito una petición dirigida a las autoridades egipcias para que se les permita procesar este líquido.

Estas miles de personas interesadas en consumirlo apoyaron la petición correspondiente, puesta en marcha por el programador de video-juegos escocés, Innes McKendrick. El hombre instó a hacer del “zumo de los huesos”, como lo llama, una bebida energética carbonatada para que la gente pueda absorber su fuerza.

“Tenemos que beber el líquido rojo del oscuro maldito sarcófago en forma de algún tipo de bebida energética carbonatada”, expresó la petición pública.

Pero el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto reaccionó ante estos crecientes rumores en torno a las supuestas cualidades ‘mágicas’ del ‘elixir del sarcófago maldito’, reseñó la agencia RT.

“Los expertos tomaron muestras de este líquido para analizarlo y descubrir sus componentes”, dijo Mohamad al Vaziri , citado por el canal Sky News Arabia.

“Las pruebas confirmaron la versión inicial de que se trataba de aguas residuales que entraron en el sarcófago a través de una fisura y obtuvieron el color rojizo tras mezclarse con los restos de cadáveres y huesos que estaban dentro”, sentenció el comunicado oficial.

El jueves se procedió a abrir la tapa del sarcófago. El proceso fue interrumpido cuando se levantó apenas unos 5 centímetros por el olor insoportable que despidió su contenido, por lo que tuvieron que evacuar a los trabajadores. Luego las autoridades anunciaron que se debía a la presencia de aguas servidas que se filtraron al ataúd.    /CP

Fuente: RT