La Organización de las Naciones Unidas (ONU), es una institución de corte global que nació en octubre del año 1945, después de la Segunda Guerra Mundial y se estableció como una asociación entre los gobiernos del mundo que facilita por medio de sus representantes, la cooperación en asuntos vinculados a la buena práctica de los Derechos Fundamentales del Hombre, entre ellos la preservación de la Paz y la Seguridad internacional; y a su vez crear las condiciones para el progreso económico y social de todos los pueblos.

Ahora bien, yo preguntaría justo en este momento: ¿La ONU como portavoz de los intereses de los pueblos del mundo y los 193 países que por decisión unánime la integran, cumplen a cabalidad estas resoluciones que se han conservado en su forma primitiva desde hace más de medio siglo?

Tengo mis dudas y básicamente lo digo porque es un hecho público y notorio todas las transgresiones a la soberanía nacional a la que están siendo sometidos la mayoría de los países y pueblos del mundo por aquellas potencias hegemónicas que se creen dueños del planeta, violaciones que son visibilizadas a diario a través de los diversos medios (confiables) de comunicación nacional e internacional, incluyendo las redes sociales.

Teniendo en cuenta entonces que este tipo de incidentes (por así llamarlo) se replica de manera reiterada a nivel mundial haría una segunda pregunta: ¿Estará 100% informada la ONU de lo que verdaderamente está sucediendo con la economía de nuestro país, Venezuela, y en especial de las presiones e injerencias internacionales hacia nuestro Gobierno democráticamente electo?

Al respecto francamente también tengo mis dudas o más bien esta se hace la desentendida.

Por lo cual considero debemos insistir en llevar a cabo una cruzada internacional, especialmente en el seno de esa organización, para poner fin a las mal intencionadas conjeturas que no develan los acontecimientos actuales y reales que vive cada hombre/mujer de nuestra Patria; hombres/mujeres que eligieron trabajar por al menos 6 años más de la mano del Gobierno Nacional presidido por Nicolás Maduro, para contrarrestar y combatir la  Guerra Económica impuesta por el imperio norteamericano. Nuestra verdad merece ser divulgada por todas las vías disponibles, así como lo hiciera nuestro Libertador Simón Bolívar hace 200 años con la creación del Correo del Orinoco, artillería del pensamiento y promulgador de sus ideas emancipadoras.

Asimismo es necesario, hacer las respectivas denuncias a nivel de estas Organizaciones Internacionales, exigiendo firme y decididamente el cese inmediato del bloqueo económico y el asedio recurrente a nuestro sistema de Gobierno, Legal y Democráticamente constituido. De esta forma estaríamos señalando una salida a la actual crisis económica en la que nos encontramos.

Nuestro pueblo así lo pide, sobre todo para poder desenvolvernos con tranquilidad en la cotidianidad y en consecuencia a través del libre comercio internacional tener acceso a los alimentos, medicinas, ropa, enseres, maquinarias, equipamientos, repuestos, insumos y todos los requerimientos indispensables para cubrir las necesidades básicas de la vida de los venezolanos y venezolanas, así como también de las personas de otras nacionalidades que habitan nuestro territorio y contribuyen al desarrollo de la nación, principalmente de las personas más necesitadas, en fin toda nuestra población.

Avanzar hacia el Desarrollo Sostenible y Sustentable, la Venezuela Potencia que fue soñada y descrita en el Plan de La Patria por nuestro Comandante Eterno Hugo Chávez Frías, sigue siendo la tarea fundamental de todos los revolucionarios.

“La Justicia es la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho”

“La Justicia es la primera virtud de las instituciones sociales, así como la verdad es a los sistemas del pensamiento”
Simón Bolívar…

La justicia es la virtud de hacer cumplir y respetar los derechos de las personas, y de todos los pueblos del mundo.

Gustavo J. Cabello C.
¡Soldado de la Patria!