Comparte:
Foto: Cortesía

Caracas, 02 de diciembre de 2018.- “Por el bien de todos, primero los pobres”, sentenció el nuevo presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, tras su investidura ante los pueblos originarios de ese país, el pasado sábado 01 de diciembre.

AMLO, como se le conoce por sus siglas, inicia así su mandato y con ello un nuevo proyecto para la nación azteca que denominó Cuarta Transformación.

Con 100 puntos del programa de Gobierno, el líder izquierdista apuesta a los más pobres y reivindicó a los pueblos indígenas.

La dimensión social del proyecto de López Obrador puede ser comparado con el que inició en Venezuela Hugo Chávez: la Revolución Bolivariana y cuyo accionar ha sido mantenido por su sucesor, Nicolás Maduro.

Puntos en común

Foto: Cortesía

Chávez al llegar al poder en 1999 convocó al pueblo a una Asamblea Nacional Constituyente para redactar una nueva Constitución (la Bolivariana, vigente desde el 30 de diciembre de 1999) en la que se consagró nuevos derechos sociales y se planteó la refundación de la República.

AMLO, sin proponer una transformación institucional desde las bases fundacionales, sí plantea un conjunto de reformas y un viraje en la manera en que se administra la cosa pública en el país norteamericano.

Así pues, el flamante presidente mexicano se comprometió a cambiar la Carta Magna para introducir el derecho a la educación gratuita en todos los niveles de escolaridad y a no “ofender ni agraviar a los maestros y maestras”.

Foto: Cortesía

Aunado a ello, iniciará un proceso para hacer más transparente las nóminas del Estado y a hacer más accesible a la ciudadanía la información sobre los contratos públicos.

Un punto casi idéntico al proceso bolivariano, es el compromiso de López Obrador a someterse a un referendo a mitad de período para consultar a la ciudadanía si desea que continúe en el Palacio Nacional (sede de la Presidencia).

Esta propuesta está consagrada en la Constitución venezolana y rige para todos los cargos de elección popular, además la votación tiene carácter vinculante.

Compromiso con las comunidades indígenas

Foto: Cortesía

AMLO, criado en el estado de Tabasco -región con importantes comunidades originaria-, reafirmó su compromiso de impulsar programas en los que se dé preferencia a este sector.

En Venezuela, Hugo Chávez y el actual presidente Maduro han sido garantes de los derechos de las 27 etnias que conviven en territorio nacional y además se les reconoció sus propios derechos en la Carta Magna.

En la actualidad cuentan con espacios en la vida política nacional regional y local, como son en la actual Asamblea Nacional Constituyente (ANC), Consejos Legislativitos estadales y en los Concejos Municipales elegidos en sus espacios de vida y de acuerdo con sus métodos ancestrales.

Política de protección social

Foto: Cortesía

Un elemento particular de la nueva política que impulsar López Obrador en México es el otorgamiento de becas a sectores marginados de la actual sociedad.

Así personas con discapacidad, en especial niños y niñas, estudiantes de primaria, secundaria y universidades recibirán asignaciones económicas mensuales dirigidas a los hijos de las familias más humildes.

También se creará un Banco del Bienestar donde se cobrarán estos beneficios y desde donde se otorgarán créditos dirigidos a la producción social en el campo, la minería y el trabajo urbano.

Chávez y Maduro fueron los impulsores en Venezuela de las Grandes Misiones y Misiones Socialistas, políticas de inclusión social en educación, salud, alimentación, personas con discapacidad, madres embarazadas o lactantes, entre otros.

En la actualidad la Plataforma Patria se convirtió en un instrumento tecnológico para la asignación directa, sin intermediarios, de los beneficios y garantías del desarrollo social de los venezolanos.    /CP