Comparte:

Caracas, 10 de octubre de 2018.- El nuevo satélite de telecomunicaciones Guaicaipuro que Venezuela espera lanzar en el 2022 tendrá mayor capacidad técnica y más servicios, por lo que podría convertirse en fuente de ingresos no petroleros para el país, en el marco del Plan de Recuperación Económica, Crecimiento y Prosperidad impulsado por el Gobierno Bolivariano.

Así lo explicó el director ejecutivo de la Agencia Bolivariana para Actividades Espaciales (Abae), Mariano Imbert, quien además anticipó que ya se comercializaron las primeras imágenes del satélite de percepción remota Sucre.

“Seguimos con la misión de cumplir con los beneficios sociales que le presta los satélites al Estado venezolano y a la población general, pero también estamos ya logrando algunas ventas a nivel nacional e internacional de las capacidades satelitales. En este momento, del Sucre, y luego que lancemos el Guaicaipuro, pues, evidentemente buscaremos lograr esos ingresos producto de la venta de capacidades satelitales (en el área de telecomunicaciones)”, detalló.

 

El experto adelantó que pese a que todavía se está en una fase muy preliminar, con la firma del memorando de entendimiento firmado con China en la reciente visita del presidente de la República, Nicolás Maduro, ya se sabe que el satélite será mucho más avanzado que su precursor, el Simón Bolívar.

“Desde que se lanzó el Simón Bolívar la tecnología ha avanzado muchísimo y tendrá unas características mucho más avanzadas con respecto a la capacidad total del satélite, esto quiere decir que vamos a poder ofrecer mayor cantidad de servicios y mayor calidad de servicios con este nuevo satélite, y en las próximas semanas vamos a estar avanzando en los detalles técnicos de la configuración final”, indicó.

 

Guaicaipuro y Simón Bolívar orbitarán juntos

 

Lanzado en 2008, el satélite de telecomunicaciones Simón Bolívar tiene una vida útil de 15 años, por lo que, en teoría, debería dejar de prestar servicio en el año 2023. Es por ello que Venezuela busca poner en órbita a Guaicaipuro en 2022, para que coexistan por un tiempo y poder hacer la transferencia de todos los servicios de forma transparente.
“La vida útil (del Simón Bolívar) es de 15 años, por lo tanto, finaliza, en teoría, en 2023. La idea es lanzar en 2022, colocar el satélite (Guaicaipuro), y tener por lo menos un año de coexistencia de ambos satélites en la posición orbital para hacer la transferencia de todos los servicios (…) para que sea transparente para el público y todos los operadores en Venezuela”, informó Imbert.   /CP

Fuente: Conatel