Caracas, 09 de agosto de 2018.- El Senado de Argentina rechazó el proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), con 38 votos en contra y 32 a favor, además de dos abstenciones,  proyecto que ya había sido aprobado por los diputados, reporta una nota publicada en el pórtal de la multiestatal de noticias Telesur.

Mientras, las organizaciones que integran la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito prometen llenar las calles de los alrededores del Congreso, tal como lo hicieron cuando el proyecto se discutió en la Cámara baja.

Al no ser aprobado por la Cámara Alta el proyecto cae de forma definitiva por este año legislativo y no podrá volver a discutirse en el Congreso hasta después del 1 de marzo de 2019, fecha en que inicia un nuevo período legislativo.

Es decir, tendrá que nuevamente pasar por el mismo procedimiento llevado a cabo este año: presentar el proyecto, que sea aprobado por diputados, y luego por senadores.

Las cifras recientes señalan  que 500 mil mujeres abortan en Argentina cada año, es decir, el 40 por ciento de todos los embarazos.

De las 500 mil mujeres que interrumpen su gestación, 450 mil corresponden a abortos clandestinos.

Un informe publicado en 2016, da cuenta que 298 adolescentes de entre 15 y 18 años dan a luz diariamente en Argentina: 50 de ellas por segunda vez y 10 por tercera.

Asimismo, 8 niñas de entre 10 y 14 años se convierten en madres día a día en el país. Del total de niñas y adolescentes de entre 10 y 18 años, el 70 por ciento no quería ser mamá.

Según índices del Ministerio de Salud de Argentina, la primera causa de muerte materna en el país, desde hace treinta años, es el aborto clandestino. /XN