Comparte:
Cortesía Sputnik

Caracas, 08 de noviembre de 2018.-  El motín se perpetró en una cárcel de la localidad de Juyand, al norte de la nación asiática, reseñó el portal web de Telesur.

De acuerdo a fuentes cercanas del suceso han muerto dos oficiales, seis guardias resultaron heridos y fueron hospitalizados, sus vidas están fuera de peligro.

En una entrevista a un medio de comunicación, un funcionario de la Dirección Penitenciaria del Ministerio de Justicia dijo que “en el lugar está trabajando una brigada de instructores para establecer las causas del motín”.

Posteriormente los reclusos tomaron el control de uno de los pabellones.

Fue necesario la utilización de un grupo de operaciones especiales para neutralizar a los detenidos.

Uno de los presos y presunto integrante de la organización terrorista autodenominada Estado Islámico (Daesh, en árabe) fue el detonante del suceso, al haberle quitado un fusil a un guardia y haber empezado a disparar contra los vigilantes. /XN

Países asiáticos y europeos se desligan del dólar en su comercio internacional