Comparte:

Caracas, 18 de noviembre de 2018.- Luego de 200 años de sequía, un torrencial aguacero azotó el desierto en el Medio Oriente que afectó a sus habitantes, flora y fauna por lo que diversas organizaciones ecologistas hacen un llamado a cuidar el ambiente.

De acuerdo con un video que circulan en redes sociales, las fuertes  lluvias provocaron que el desierto se volviera “pantanoso”, lo cual no solo ocasionó severas destrucciones en el desierto sino también en los camellos, quienes estaban alterados debido al inusual fenómeno, mientras uno de sus cuidadores trataba de controlarlos y llevarlos a un lugar donde los pudieran cubrir del agua, reseñan diversa agencias.

Las precipitaciones también alteraron la vegetación del lugar pues quedó devastada el 85 % de la vida microbiana y se ha extinguido en el “corazón hiperárido”, según un estudio publicado en Nature Scientific Reports.

Hasta el momento ningún experto se ha pronunciado al respeto del fenómeno ocurrido en Arabia Saudita, para conocer por qué se están presentados estos extraños aguaceros en sitios donde no es común que sucedan.   /CP